¿QUE ES UN JUEGO DE ROL?

¿Qué son los juegos de rol?

Básicamente, los juegos de rol son una categoría más de juegos de mesa, como los juegos de cartas (como el truco o el poker) o de tablero (como el ajedrez o el TEG). Como en ellos, hay muchas variedades y reglamentos, pero lo que los identifica es que el jugador representa un “rol”, el de un personaje que vive las aventuras que ideó otro jugador que tiene un papel diferenciado: el director del juego. En un juego de rol hay un solo director del juego, y los demás participantes son jugadores. El juego plantea una situación para resolver en forma cooperativa, no competitiva, con lo cual favorece la interacción y el trabajo en equipo. Aunque quizás las motivaciones de los aventureros sean distintas, tienen un objetivo en común y si no trabajan juntos no podrán llevarlo a cabo. ¿Qué se necesita para jugar?

Un grupo de gente (entre 4 y 7 personas dependiendo del juego). Papel, lápiz, goma de borrar, algunos dados, conocer las reglas… ¡mucha imaginación y ganas de pasar un buen rato con amigos!
¿Cómo se juega?

Lo primero es definir el personaje. Esto se hace una sola vez, al principio del juego. Luego se usa el mismo personaje en las distintas sesiones, por lo cual no es necesario repetir el proceso.

Cada jugador define su personaje en una hoja de papel llamada ficha de personaje. Acá podés ver fichas de personaje de AD&D, D&D 3ra edición, Paranoia, Star Wars D6 y Trollbabe. Allí escribe qué tan inteligente, ágil y fuerte es su personaje, si es diestro o torpe, si es amigable o huraño y cualquier otra característica de su físico o personalidad que sea útil a los fines del juego.

Le elige un nombre, profesión, edad y aspecto físico, que no tiene por qué tener semejanza con el jugador en la vida real.

¿Y una vez que tengo el personaje anotado en la ficha, cómo sigue? El director de juego plantea una aventura. Si el juego es de ciencia ficción, probablemente sea recuperar los planos robados de alguna máquina; si el juego es de fantasía medieval, a lo mejor hay que rescatar a la hija del duque que fue secuestrada por un malvado hechicero; Para eso, el grupo de personajes aventureros se pone en movimiento. El director de juego les dice qué ven, qué escuchan, qué huelen, qué sienten. Si encuentran algún Personaje No Jugador (un tabernero, un aldeano, el jefe, el enemigo a vencer) es el director de juego quien lo representa. Pero es el jugador quien decide qué hace su personaje:

El director de juego responde a las preguntas, los jugadores deciden qué camino tomar y la aventura continúa.
¿Y los dados para qué son?

Los dados introducen el elemento de azar en el juego, de manera que si alguna acción hecha por un personaje falla, no sea decisión del director sino algo totalmente fortuito.

¿Cuándo termina el juego?

Cada vez que se termina con una aventura, los personajes son recompensados y "crecen": mejoran las habilidades que tenían o adquieren nuevas: los magos pueden aprender nuevos hechizos, los guerreros a usar nuevas armas, los espías nuevas técnicas de espionaje. Eso se anota en la ficha de personaje y la próxima aventura las tiradas de dados se ven mejoradas por la experiencia adquirida en las aventuras anteriores.

Pero entonces… ¿cuánto dura un juego de rol?

Cada reunión marca una sesión de juego o partida, y puede extenderse por varias horas (de 3 a 6 es lo habitual). Si el objetivo de la aventura todavía no se cumplió y ya no hay ganas de seguir ese día, se acuerda un momento para “cortar” el juego y continuarlo en otro momento.

Hay grupos que se reúnen semanalmente, hay grupos que se reúnen una vez por mes… y algunos se reúnen cuando pueden todos los jugadores porque es difícil combinar los horarios de 6 personas.



¿Y quién gana?

El desafío de un juego de rol no pasa por ganarle a los otros jugadores, sino por enfrentar y vencer los obstáculos que el director de juego haya imaginado para esa aventura, hacer que los personajes “aprendan” cosas nuevas o perfeccionen el conocimiento de las que ya saben y de esa manera puedan estar preparados para la próxima vez.

¿Cuántos juegos de rol hay?

¡Muchísimos! Los hay de fantasía medieval (El Señor de los Anillos, Dungeons & Dragons, Runequest), de ciencia ficción (Star Wars, Cyberpunk), ambientados en el lejano oeste (Deadlands), en el mundo de los espías (James Bond, Spycraft), los piratas (Séptimo Mar) o los samurais (Leyenda de los Cinco Anillos). Los hay de humor (Paranoia, Toons) y de terror (La Llamada de Cthulhu); aquellos donde los jugadores son vampiros u hombres lobos (Vampiro y Hombre Lobo respectivamente) o cazadores de vampiros y hombres lobos (Cazador). Los hay inspirados en obras literarias famosas como las de Tolkien o Lovecraft, en películas y series de televisión, con ambientación histórica real o fantástica.

1 comentarios:

Tama dijo...

Que onda, sinceramente me parece mucho texto, se podria hachicar y darse a entender bien, pero en fin, espero se anime mas gente. Saludos